Ya me lo estoy ganando

Siempre, o por lo menos desde hace unos años (tal vez dos), he dicho que “si te pasa es porque te lo mereces”, por lo menos eso relacionado a las interacciones sociales de la gente, léase relaciones con exnovias, amigos que se “pasan de lanza” con otros, y casos por el estilo.

Hoy, y desde hace algunos meses, me he metido en una relación difícil con Martha, dejamos de andar, pero estamos en aquél proceso de separarnos. Como siempre, yo lo intento de la forma amable y elocuente, cortés y atenta, pero como muchas veces, parece que no funciona del todo como me gustaría. Entre otras cosas, tiene que ver con que… bueno, una vez más la malacostumbré a mis buenos tratos y a una imagen de paciencia infinita que confunde (n) con idiotez. En general, eso no había pasado mientras salíamos o “andábamos”, ciertamente porque los dos manteníamos la reciprocidad… hasta hace algunos meses.

Mi lealtad es infinita, así como mi cariño (porque decir amor…no estoy de humor) para ella. Por supuesto, eso siempre es complicado que sea una relación de “sí sólo sí”, porque evidentemente no lo es.

En algún momento, alguno de los dos perdió la cordura, o los dos, y eso se vuelve un problema cuando de pronto “mi apego” (que es el diablo), sale a relucir.

Así que si, hoy después de llamarme, de considerarme, sin más lloró y me corrió, sin explicación alguna (porque esa de “no te quiero contar” NO es una explicación). Después unos saludos, una conversación chiquitita, y luego nada, ni un adios, ni un buenas noches o algo que hiciera notar su partida… Entonces me molesto, tristeo, y me doy cuenta de que me lo merezco, o bueno, tal vez no lo merezca y si.

Sabemos bien que el infierno comienza cuando deberías irte, pero te quedas, y Yo me quedé.

Sólo tengo claro que es momento de partir, de que se acabó, y por mucho que la quiera, por mucho que me gustara (y me gustaría) estar con ella, es tiempo de partir, porque mi apego (ese del que me he ido deshaciendo lentamente) me ha traido problemas antes.

Así que…bueno, ya no lo merezco, ahora lo gano. Ya me lo estoy ganando, y es, para todo, algo bueno.

Y si…

Y no es que te espere, pero si… un poco

Llorando letras

De pronto me di cuenta que comencé a utilizar el blog como “vaciadero” de tristeza, y eso me parece lamentable. Primero, porque cuando comencé a escribir aquí, hablaba de más una cosa, escalada, anécdotas escolares, conciertos, amigos…y claro, de las chicas.

Cuando entré a la ENAH, dejé de escribir aquí, más por falta de tiempo, o por lo menos, por falta de tiempo dedicado a escribir aquí. Conocí nuevas personas, tuve una novia nueva (y muy muy muy querida), hice nuevos amigos, aprendí mucho, escalé mucho, viaje más, y aún así, dejé de escribir, dejé de llevar un registro de eso.

Cuando la cosa se complicó (compliqué) con Alejandra, a veces escribía aquí, y más cuando la extrañaba, tres o cuatro años después de que entré a la ENAH, sólo entraba para escribir lágrimas.

Ahora con el asunto de Martha, lo volví a hacer…en algún momento del año pasado, pensé en dedicarme a escrbir más, aquí, a ver y hacer más. Y si, por una parte, por otra, no tanto.

Ahora extraño mucho a Martha, justo en dias como hoy. Que si anduviéramos sería otra cosa, es muy probable que no la extrañara, porque sabría que está ahí, de una u otra forma, pero ya no está.

Así que si, sigo escribiendo lágrimas (en vez de la tesis), sigo llorando sentimientos, que me guardo, pero que eventualmente saco por aquí…como ven (para aquél que de pronto pueda revisar esto, además de mí), hoy será un día “complejo”.

…y ya habrá tiempo de hacerle frente.

Y no tan feas

Acabo de pasar por el anexo de ingeniería.

1: Parece que la población de hombres no sólo no se ha mantenido, sino que ha disminuido

2: La población de mujeres ha aumentado considerablemente

3: Algunas de esas ingenieras son realmente lindas

Por esa y más razones, me gusta tanto venir a CU, y a ciencias en particular.

Atención

Persona 1: mira mira, nomás no jala el makefan6, no logré abrir los archivos de las imagenes, dependiendo del tipo de archivo aparecia esto:
Failed to find MEX-File on path: iofun/private/freadu8.dll
Failed to find MEX-File on path: iofun/private/rtifc.dll
Failed to find MEX-File on path: iofun/private/rjpgc.dll

si era jpg, tiff o bitmap

pero en el link que te mandé apareció la versión para mac.

A ver si jala–

 
Persona 2: Wooow! eres la onda, y si jaló?????
 
P1: Je, me siento como raro escribiendote a cada paso.

El señor Sheets me contestó y me envió el usuario y el password.

Usuario:

Password:

Y siguiendo las instrucciones, ya abri el makeFan en mac…ahora viene lo bueno, a ver si puedo usar las imagenes, si sí, ya lo logramos.

Te seguiré contando

(16:43)

Y si pude abrir las imagenes, pero no me salen las plantillas para colocar los landmarks…otra vez pierdo la esperanza.

La Caída

Y que me avienta un auto de la bicicleta, pa pronto.

Sobre eje central, unas dos o tres cuadras antes de llegar a Xola, un imbécil hijo del mal, me aventó la lámina. Antes de que piensen que no tomo precauciones al andar en bicicleta en la ciudad, pues si, si tomo muchas precauciones. Luces, reflejantes, no voy tan rápido, acababa de ajustar los frenos… y todo para que un idiota con ganas de molestar, me aventara la lámina.Pero eso sólo es el principio de todo.

En cuanto me ví tirado en la avenida, revisé que pudiera mover todo el cuerpo, que no hubiera sangre derramándose rápidamente, intenté pararme, pero la rodilla derecha, mano y brazo izquierdos me rugían de dolor, aún así, logré levantarme y cargar la bicicleta, que por cierto no mostraba signos de accidente.

La cargué y la deje caer en la acera, donde yo me derrumbe casi al instante. Se me nubló la vista, perdí el sentido del oído y las piernas se me doblaron cual palito de pan. Un taxista se detuvo y se acerco, junto con una señora y dos hijas suyas, para revisarme, para asegurarse de que estaba bien, y para preguntarme si requería una ambulancia. Yo para entonces sólo escuchaba murmullos, o gritos muy lejanos (creo que más la segunda que la primera), pero no podía levantarme aún, ya habían transcurrido cerca de 4 minutos y yo aún no podía reaccionar completamente. Hice el primer intento de levantarme y no lo logré, estiré un brazo y una chica me ayudó a sostenerme. Fallé en el intento. Comencé a desvanecerme de nuevo, pero logré alcanzar el agua de sabor que traía y me mantuve lúcido.

Para entonces había decidido que no iba a intentar levantarme hasta no revisar la heridas: mano izquierda inflamada (muy), codo izquierdo inflamado (todavía mucho) y acompañado de sangre, rodilla derecha inflamada (así sigue), susto al mil, y las personas queriendo ayudar. Parecía completo, adolorido pero completo. Muy Muy Muy asustado. Pensé en seguir o regresar, si regresaba ¿a dónde? ¿cómo? ¿con quién? saqué mi teléfono y marqué, pero colgué inmediatamente ¿porque a ella? -ella no te quiere ver-, -estoy asustado, escucharla me calma-, -no, no marques ese número, sigue, sigue el recorrido- -si, ella no me quiere. Voy al muro, antes de que se inflame más el cuerpo.-

Logré llegar al muro, con el brazo izquierdo sin funcionar muy bien, pero decidí que podría moverlo lo suficiente para entrenar, que equivocado. El Doc tuvo a bien revisar y encontramos que un nervio y un tendón…bueno, están fuera de su lugar por la inflamación, pero no es taaan grave, al parecer. La rodilla derecha es funcional, pero no debo exigirle mucho. Entrené, o por lo menos lo intenté sin mucho éxito. decidí regresar a casa…mala decisión, el frío no mejoró la situación de los dolores, al contrario. Mi cabeza estaba bien y planeaba los siguientes movimientos, pero sin mucho éxito tampoco. La noche, el frío y el miedo, no eran mis mejores amigos hoy. Bajo esas circunstancias decidí tomar rumbo hacia “el Colombia”…otro error. Me bajé de a bici y no podía caminar.

Bajo la plaza “del Colombia” hice la llamada correspondiente. Error. A partir de ahí, la caída fue inminente. Mi susto salió de control, el cansancio no fue tampoco garantía de brillantez, y mucho menos de cordura. Me hice pasar por la víctima (aún me siento apenado) con resultados desastrosos…

Terminé pedaleando hasta “crepúsculo”, fui recibido con un enojo desencadenado por mi “mariconeria”, y que no conforme con eso, generará nuevos problemas (si deciden aceptarlos)… Fui un idiota, pero lo peor es que conforme hablaba, centésimas de segundo después, entendía que tan profundo cavaba ese agujero.

Y así fue, regresé a casa con una bolsa de hielo en el codo, con frío, hambre, tristeza, una mala noche…y además, con la certeza de que arruiné lo poco que quedaba, y todo, todo por marica…

Me duele mucho el codo izquierdo, la cara (también me golpee la cara), la mano izquierda, la rodilla, el frío no coopera, y yo…con el corazón roto.

Ya mañana será otro día.

Te quiero

Y yo aquí como si todo…

Hoy es de esos días en que comienzo a no esperarla, que conste que la pienso mucho, todo el tiempo para ser precisos, y aún así, no esperar nada de ella.

Las últimas semanas han sido complicadas por el gusto de sufrirlas, y por primera vez, he dado un lugar a lo que siento y a lo que quiero, a que si en la relación habrá sólo uno, como parece que ha sido desde hace mucho (y no tanto), pues que así sea.

He puesto a prueba que cuando pones tanto en todas las cosas (por lo menos en enamorarte de verdad) lo más normal es que salgas lleno de cicatrices, que como siempre, sanarán, algunas más lento, otras más rápido, pero sanarán al fin. Lo que me duele mucho no es el evento en sí, sino lo que se pierde en el futuro. Ya no hay pensamientos que vayan más allá de hoy, ni siquiera de éste momento. La queja de ella era “hace mucho perdí tu credibilidad, y no sé como hacer para que me creas ahora”, eso siempre es muy fácil, cumplir. No esconder, NO HUIR. Por que no huimos, afrontamos, a veces, algunas formas de afrontar son huyendo, eso lo tengo claro, el asunto es que cuando se trata de dos personas, eso se complica. En fin, lo que más me duele son los momentos que no se viven, las imágenes de vivir juntos, de conocer el mundo, de abrir nuevos caminos, de hacer nuevos caminos juntos. Será lo que será, no lo que fué…porque eso ya se escribió.

Y con razón estoy enamorado, esa sonrisa que hacía galaxias…

Al final, aún escribo a quien no me lee y le dedico mi insomnio a quien no me sueña.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.