Siempre Listo ¡¡¡y no es para los Scouts!!!

Si algo aprendí con Carmina, es que debo estar listo para todo, en cualquier momento, SIEMPRE. Hoy tuve que regresar corriendo, y vaya que lo recordé a cada paso.

Después de más de dos horas en espera de que la intensidad de la lluvia disminuyera, salí del centro y caminé hacia San Fernando. La situación no se veía nada bien, la avenida innundada, así que decidí correr hacia la calzada de Tlalpan, ahí comenzó el trote.

A la tercera cuadra decidí que no fue una buena desición, pues enfrente de la casa de Saya, la altura de la innundación era de por lo menos de unos 75 cm, así que los automovilístas decidieron darse la vuelta, claro que nunca faltan los “despistados” (por llamarlos de alguna manera) que se quedaron atorados a los 20 metros de distancia. Giré a la derecha por una calle que subía y después a la izquierda y seguí subiendo, pasé frente a la delegación y la situación comenzaba a complicarse, pues del otro lado de la calle bajaba un CHINGO de agua. Cuando llegué a la esquina noté mi error de no haber subido por la calle de la derecha, el torrente de agua que bajaba impedía el paso a cualquiera que quisiera llegar a Insurgentes, pero ya no había otra forma de seguir subiendo, a menos que regresara otros 200 metros y subiera por la otra calle, así que decidí cruzar el río.

Cuando por fín llegué a Insurgentes supuse que ya había pasado lo más difícil, después de todo, la única parte de Insurgentes que me preocupaba era enfrente del Office M., JA. Justo enfrente del castillo la innundación era peor que la de la calzada, MUCHO peor. Tenía por lo menos 1 metro de profundidad, pero ahí hubo salvación, pues me subí a un camión que cruzó sin muchos problemas.

20 metros después de la innundación tuve que correr de nuevo… hasta la casa.

Escribo lo de SIEMPRE LISTO, porque sino mantuviera esa condición aeróbica regularmente buena que tengo, seguramente no habría podido correr tanto (que en realidad es poco) y llegar mucho antes de lo previsto. Y si hubiera ido LISTO para todo, seguramente habría cargado mi chamarra y no haber esperado más de dos horas para poder salir del centro de Tlalpan.

Bueno, las primeras dos horas no tuve problema, salvo el frío por haber estado sin moverme, pero después… Lo que me molesta no es la lluvia, de hecho eso me gusta, el problema es que ni siquiera podía dar dos pasos sin sentir agua en los calzones.

Es curioso que en una tarde llena de lluvia y de recuerdos, Carmina y lo que aprendí con ella fuera parte del repertorio. Mucho más curioso el hecho de que no corría desde la Joya hasta la casa, con tanta lluvia, desde… La última vez que lo hice aún estaba con Carmina, de hecho salía de su casa… maldito sincronismo.

… y a veces la extraño…

Tormenta

About these ads
Publicado en Personales. 1 Comment »

Una respuesta to “Siempre Listo ¡¡¡y no es para los Scouts!!!”

  1. Yodelis Fischer Perez Says:

    Yo opino de esta lamina que esta lamina es muy cool y que entiendo que hay que prepararse rotundamente de las tormentas con todo lo necesario como alimentos enlatados, cepillo de diente una pipa de agua y entre otros


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: