Un Año

Hoy mi blog cumple un año de vida.

Antes de este blog, escribía en mi página de msn.spaces y la verdad es que no me gustaba mucho, el acceso era muy restringido pues en los buscadores como San Google no aparecen, eso y el hecho de que… pues no me gustaba, ya estaba todo establecido y no tenía muchas ocpiones de modificar la presentación como la tengo aquí o en blogspot.

Eso y que mi blog estuvo inspirado en otro blog que leo regularmente y utiliza WordPress, así fue como llegué aquí, por curiosidad y al final decidí tener mi blog propio.

Me costó un poco de trabajo entender como funcionaba todo esto, las plantillas, la presentación, la galería en Flickr, la barra lateral y su funcionalidades como los enlaces a otros blogs, a otros sitios que me gustan y que reviso cada vez menos (excepto el blog de Pau), pero al final vale la pena, me gusta mi blog y no pretendo cambiar la imagen pronto, tal vez cuando encuentre un servidor de donde colgarme, mientras tanto seguirá así.

También creé el blog pues quería un lugar donde desahogarme, donde escribir cómo me siento y lo que siento, que veo y cómo lo veo, lo que vivo y cómo lo vivo…todo eso, y aunque algunas veces hubo problemas con lo que escribí, lo que no escribí y cómo lo escribí he mantenido ciertas tendencias.

Y así pasó un año, en el que ingenuamente creía que no habían pasado eventos trascendentales en mi vida… y que además había pasado demasiado rápido, pero ahora que reviso los post y que comienzo a repasar todo lo sucedido, en realidad fue mucho lo que viví y lo que hice.

En el año que lleva mi blog, tuve una novia (y dejé de tener novia), encontré muchos amigos, me reecontré con muchos amigos, salí mucho, fuí muy felíz y pagué el precio, encadené 12d, me salté varios 11´s, aprendí mucho, escuché mucho, intenté olvidar mucho sin lograrlo y tomé decisiones de vital importancia para mi futuro.

Incluso ahora hay muchas cosas que veo muy lejanas y que no tienen ni un año de haber sucedido, eso sí, también hay cosas que creo que fueron ayer y tienen casi un año que pasaron. En fin, creo que llevar un registro como este me ayuda mucho a recapitular lo que pasa en mi vida y de mantener presente muchas más cosas de las que normalmente mi memoria guarda, creo que no tanto así, pero sí registro aquí muchos más detalles de los que a veces quisiera.

En fin, hoy mi blog cumple un año y quiero agradecer a todos los lectores que se han tomado la molestia de entrar aquí y dedicarle un momento, a todos los que han sido causa de post y/o comentarios y a todos todos los que me falta por agradecer. Gracias.

Ahora para terminar, un poco de estadísticas de Mi Blog:

Vistas Totales: 20,136

El Mejor Dia: 503

Que fue el nombrado Día Internacional de la Mujer, y eso por que hay un post titulado Poema a la Mujer (del cuál no estoy orgulloso) pero que fue el que más atención captó esos días. En general el post que más gente lee es:

Power Rangers Capítulo 500 con un promedio de 80 visitas por día.

Totales

Posts: 335 (incluyendo los eliminados y/o con contraseña)

Comentarios: 218

Personas que utilizan “un agregador“: 24

Publicado en Del Blog. 2 Comments »

Todo Revuelto

Desde hace como 3 días tenía tantas cosas para escribir y las estuve posponiendo por una y otra razón… hoy olvidé todo.

Tengo idea de qué era, pero no logro ordenar las ideas, y con razón, me siento de la verga.

Por fín después de tantos meses tomé el violín, mis dedos están lentos, falta afinar un poco y olvidé totalmente la última pieza, la olvidé por completo. Eso, por supuesto, no le ayudó nada a mi estado de ánimo, pero bueno, ya pasará.

Justo ayer comencé a entender muchas cosas, a aceptar muchas cosas, a dejar de culparme por tantas cosas puesto que eso, la culpa, no cabe. Y aún así, al final sigo pensando que se perdió mucho, que ojalá comprendiera que perdió mucho, que si algo quedaba… lo redujo al mínimo.

Sólo de pensarlo siento un dolor en el estómago y un poco más arriba. La música, las conversaciones, el tiempo juntos, el cariño, la confianza, la lealtad… todo eso quedó en la caja, en aquella caja de madera y llave antigua, guardada debajo de todo lo demás que llevo años cargandoy que por fin ayer me dí cuenta de que no tiene absolutamente ningún sentido cargarlo, y que sólo me estoy complicando las cosas, desde que pedí el camino hasta ahora que de plano ni la ví venir… pero bueno, ni hablar de eso.

Y sí me importa, me importa mucho, pero más vale que haga lo que dice mi amigo. Y pensar que defendí tantas veces todo, hasta que se hartaron de eso y hasta que ese era un tema del cuál ni siquiera podía hablar con ellos… y al final resultó que incluso al que menos quería escuchar tuvo razón, tuvo razón en todo, tuvieron razón. Algo existía, yo lo sentía, lo sentí desde la primera vez que la ví, incluso hasta el final, aún ahora no dejo de sentirlo. Por supuesto está bajo muchos otros sentimientos, pero queda todavía una pequeñísima flama en la vela, que aunque no va a crecer y que hay que cuidar del viento, del frío y de la falta de oxígeno puede duerar eternamente… lo malo es que es muy frágil y seguramente voy a tener que protegerla con todas mis fuerzas y no sé si esté dispuesto a eso, por que de verdad no me siento en condiciones de esforzarme tanto. Sí puedo dar todo, como siempre, pero ni siquiera así estoy seguro de que pueda mantener la llama encendida, por que no puedo solo, por que no sólo es mía, y si por algún lado quedara desprotegida sería muy fácil que se apagara.

Ya no busco, ahora encuentro, estuve años buscando algo y justamente ese era el problema, por eso no encontraba nada, y de no darme cuenta seguramente pude aventarme muchos años más.

Otra cosa que descubrí es que no hay por que hacer las cosas solo, a pesar de todo me estaba aferrando a que TENÍA QUE HACER LAS COSAS YO SÓLO, y primero: NO TENGO QUE; segundo: obviamente estaba equivocado. Si no sé como y no sé donde buscar sólo había que preguntar y todo estuvo enfrente de mí… tantos años desperdiciados.

Todos sabían que eso no era lo que yo quería, que no estaba a gusto, que sólo lo hacía por… pues la verdad es que no sé ni por qué lo hago, así soy y ya. Pero también me había olvidado por qué había decidido ser así, no por que hice muchas pendejadas antes (muchas de las cuáles quisiera olvidarme), sino por que quería arreglar y/o marcar una diferencia en lo que yo hiciera o tocara, en todo.

Finalmente, como dijo, perdí el control muchas veces y tuve que aprender a punta de madrazos a recuperarlo, también a reacomodar todo lo que estaba cargando y quitarmelo de encima, recuperarme, ayudarme, encontrarme y hacer lo que quiero hacer sin TENER QUE.

Pues bien, llevo varios días trabajando en este post, acomodando mis pensamientos y ahora que leo todo desde el principio, veo cómo sí ha resultado.

Y ahora que lo pienso: no perdió nada, nadie perdió nada. También me había olvidado de eso, nadie nunca pierde, siempre se gana, siempre. Y hoy ganó un amigo, el mejor amigo que puedo ser.

Lo Correcto

Sí me prendí, sí me enojé y sí lastimé a alguien, pero no fue nada que no hubiera hecho alguien en esa misma situación.

Tenía años que no soltaba un golpe y lastimaba a alguien, muchos más en soltar un golpe tan enojado y creo que no lo hago tan bien como antes. Eso sí, canalizar tanto enojo y estrés de los últimos meses en dos madrazos es algo que creí que estaba perdido y salió justo cuando era necesario (y además salió bastante bien), al final sí me espanté, pero eso ya fue diferente, aún me falta mucho, sigo queriendo gritar y soltar más madrazos pero algo me dice que hay que guardar un poco de energía, pues lo peor todavía no llega.

Y después de situaciones como esa, un par de golpes no terminan con la situación, la empeoran, y no creo estar de humor para enfrentarme a algo pero, menos ahora y menos así.

Sólo espero que sea lo suficientemente lista para no volver a buscar a tipos como ese y tener sumo cuidado si es que lo vuelve a ver. No sé si haya pasado eso antes, pero si vuelve a pasar al menos se merece uno por zonza (y lo dije bonito) y ojalá que haya alguien para hacerle el paro, por que seguramente va a ser peor que esta vez.

No es heroico, ni siquiera sé si fue o es lo correcto, pero sí se que en ese momento era lo más práctico y eficaz, y ni siquiera pensé en lo dañado que podía salir yo hasta el momento del segundo madrazo (que lo sentó, por cierto), pero que tampoco era importante, hasta que me quedé solo.

Pero bueno, no es la primera vez que pasa, ahora sólo espero que las consecuencias no sean tan graves para nadie, a menos claro que lo merezcamos, pero eso no lo decido yo.

Así de enojado.

Y bueno, para el que haya leído el post que estuvo unas 3 o 4 horas en el lugar de este, que bueno, por que ya fue borrado, y no lo voy a volver a poner.

Lo escribí por que de verdad estaba muy enojado, y en ese momento no se me ocurrió otra manera de desahogarme.

Ahora sólo espero que lo hayan leído las personas indicadas, aunque es muy poco probable, puesto que eran las 7:30 de la mañana.

Moribundo…

Ayer estaba enfermo, tuve uno (de hecho varios) de los peores dolores que he sentido nunca (ja, si se entiende ¿no?).

Tuve una infección en el estómago queme hizo doblegarme ante el dolor. Los dolores comenzaron como a las 2 de la tarde, regresé a la casa, comí y antes de irme sentí el primero de muchos dolores.

Cuando iba caminando afuera del edificio, otro dolor, total que decidí subirme a un pesero, el dolor fue demasiado pero no tenía manera de comunicarme con Mariana, y además ya eran las 5. Llegué a Cuicuilco a las 5:06 y aún no estaba ahí.

Eso fue un problema pues no había bancas vacías y yo ya casi no podía mantenerme en pie. A los 3 minutos me encontré a Sergio y me vió tan mal que se ofreció a llevarme a la casa, pero como de todas formas estaba esperando a Mariana dijo que regresaba en 5 minutos. Por fin se desocupó una banca e intentado correr (o caminar) me senté a esperar. Mariana no tardó en llegar y como sólo ella sabe (eso y que de verdad me veía “moribundo”), se dió cuenta de mi malestar desde lejos.

No me pude parar en un rato, me dolía mucho y Sergio no regresaba. Me disculpé con Mariana por el dolor, que fue disminuyendo hasta desaparecer. Platicamos un rato y dimos unas vueltas, preferimos platicar que entrar al cine, y que bueno por que después los dolores fueron peores.

Estuvimos sentados un rato hasta que el dolor fue insoportable, así que nos levantamos y nos fuimos, la acompañé a que tomara el micro para su casa y caminé hacia insurgentes… bueno, lo intenté.

De donde dejé a Mariana a insurgentes, no son ni 100 metros, pero no llegué, me dolió mucho y ya comenzaba a tener fiebre. Casi arrastrándome llegué a la casa y después de mucho esfuerzo logré subir al departamento, creo que nunca me había tardado tanto en las escaleras, ni había sentido tanto dolor… hasta ese momento.

Después sólo fuí empeorando, tomé la medicina y me recosté en la sala. El dolor se pasó por unos 10 minutos, pero después fueron aprox 5 o 6 minutos de revolcarme de dolor. Y así me pasé como 3 horas.

Nada nunca me había dolido tanto, ni cuando me abrí la cabeza, ni la pierna, ni el brazo, ni cuando intentaban acomodarme el hueso del brazo, ni nada. En serio nada me había dolido tanto.

Cuando llegó mi mamá, los intervalos de tiempo entre los dolores eran cada vez más grandes, para cuando me dió la otra pastilla ya había dejado de dolerme. Después de un rato el único problema era que me había subido la temperatura, pero nada grave, o que no pudiera soportar sin mucho esfuerzo.

Tanto dolor me había dejado débil y no podía hacer nada que requiriera un esfuerzo mayor a mover los brazos para tomar un vaso o una taza. Alrededor de las 10 de la noche se detuvieron los dolores, un poco antes de que llamara Pau…

Después de la llamada regresaron, aunque no con tanta fuerza, y la verdad es que supongo que tenían que ver más con el enojo que con la infección, pues de por sí me dolía, y con el enojo sólo hice más esfuerzo y provoqué el dolor.

Me fui a acostar temprano y de repente me dolía, pero los dolores eran mucho menores a los anteriores, por mucho. Aún así, la calentura no me dejó dormir hasta altas horas de la noche. Aún me duele un poco la cabeza, pero también es hora de que me vaya a la fac, total, hoy casi no tengo clases y después de esos dolores esto ya no es nada.

Lo raro es que desde la semana pasada ya sabía que me iba a enfermar, pero me estuve resistiendo y haciéndome güey para no tomar las señales en cuenta, aún no sé que pudo ser, por que fue desde el viernes o sábado que comencé a sentirme “incómodo”… ahora que lo pienso, creo saber que fue.

Ya me siento mejor, no me duele el estómago pero me da un poco de miedo comer cualquier cosa, aunque si quiero “intentar” entrenar en la tarde, necesito comer al menos lo necesario para tener fuerza suficiente para los boulders.

Eternidad

Podrán caernos encima las hojas de todos los árboles. Nos mantendremos de pie sobre una alfombra crujiente, con las ramas hasta las rodillas y enredadas en nuestros cabellos. Siempre de pie y de la mano, mirándonos.

Jamás me cansaré de mirar tus ojos amarillos, infinitos como la arena. Se colará entre nuestras ropas el viento, volando las hojas vendrán a golpearnos la cara, rasguñarán mis mejillas, pero apoyando nuestros cuerpos seremos fortaleza, el viento se irá y quedaremos nosotros. Si me transmites tu calor con miradas sobreviviré eternamente, el miedo frío nunca me congelará y ensayaré mi seguridad en tu frente.

Eternidad

P.L.A.
06/02/2007

 

Publicado en Personales, . 2 Comments »

¿Pica?

El domingo haciendo la comida:

Ma: Pica el tocino
Yo: ¿pica?
Ma: No, Eber
Yo: ¿que pica?
Ma: El tocino
Yo: Por eso, el tocino pica
Ma: ¡No, Eber!
Yo: ¿Entonces que pica?
Ma: ¡el tocino!
Yo: ¿Eber?

Publicado en Sin categoría. 1 Comment »

Tiagosán 12d

Por fin, el sábado encadené Tiagosán, que es tal vez, la mejor ruta a la que me he subido y es también la de más grado.

Me fuí al Primero con Oscar, llegamos muy temprano pues él tenía concierto en la tarde, así que comenzamos muy temprano. A las 9 de la mañana ya estabamos a mitad del calentamiento, es decir en la segunda ruta. Comenzamos con Días, después Alas y al final Escorpiojos.

Yo llegué medio malviajado, pero tampoco iba a permitirme no encadenar pues ya estaba muy cerca y no quería seguir en esas. En Días me pegué en la rodilla y aún la tengo inflamada pero no tuve de otra más que aguantarme y apretar las nalguitas, no quería ponerme pretextos para no encadenar.

A las 10:15 Oscar puso las cintas para Elmo-suspen-tiago-nejos, y… pues le echó ganitas, también pusimos las primeras tres de la Suspen y así tenía ya armada Tiagosán. Me decidí a encadenar en el primer pegue.

A las 10:44 comencé a subir, iba bastante bien, no iba cansado e iba pensando sólo en la ruta. En la cuarta cinta se me resbaló el pie derecho y me comencé a desconcentrar, aún así le apreté , quería encadenar. La quinta cinta sin broncas y después venía la hebra, justo en el “gastón” me dió miedo pero como ya había volado antes de más arriba me tranquilicé, saqué la mano derecha a la regleta pero no la tomé bien, y cuando me levanté a la pinza setí que me iba… apreté aún más, ya estaba casi del otro lado, sólo había que llegar a la regleta. Acomodé el pie izquierdo y …. zaz, que le vuelo, no terminé de acomodar los pues pero antes de caer alcancé a rozar la regleta. Ni modo, busqué un apoyo antes de la regleta para poder rebotar en caso de que ya fuera muy cansado en el siguiente pegue.

Descansamos y Oscar volvió a darle al trabalenguas ese, le fue bastante bien, casi creí que la podía encadenar, llegó a la antepenúltima anilla y un poco antes de el paso de Conejos se resbaló. Pero bien en general.

Justo cuando me iba a subir a darle el segundo pegue llegó Chaparrito con Vania, Stef, el Cap. Yosemite y un amigo de la Nati. Me subí y hasta la cuarta iba tranquis, pero en el gastón me desconcentré y me equivoqué de pies, me regresé, no me acomodaba… un desastre total, cuando por fin iba a la pinza ya mis pies ya no estaban tan bien acomodados y aunque le tiré a la pinza no me alcanzó para quedarme. Sólo oí el grito de la Nati:

-Y ahorita vas a ver como le sale bien fácil, siempre hace lo mismo-

Chale. Y sí, ni trabajo me costó llegar a la reunión, la verdad es que comencé a ponerme nervioso en cuanto comenzaron a gritarme y al final lo pagué caro.

Para cuando Oscar se subió la tercera vez, el primero ya estaba lleno, se junto mucha banda que (aunque se lea mal) no necesitabamos. Y de ese pegue mejor ni hablo, con decirles que ni termine la ruta me parece que se dan una idea bastante cercana a la realidad.

Después eso me malviaje mucho, ya no quería escalar nada, nada de nada, comenzó a llover, el Don comenzó de malvibroso y no podía despejar mi cabeza ni del pegue anterior ni de “mi situación”, y además ya todos estaban bajo el bloque haciendo fila.

Anduve vagando un rato por ahí, haciendome güey. No me sentía muy bien, pero ya también me sentía obligado a encadenar, después de tantos pegues y estando tan cerca no se podía esperar menos. Aún así anduve platicando y vagando hasta que después de media hora me sentí mejor, no tan bien como me hubiera gustado, pero mejor.

Total, cuando me puse los zapatos, de pronto todos se fueron de ahí, sólo se quedó Oscar, Rubén y Orqui con Miguel. De pronto me sentí más tranquilo y en ese momento decidí subirme. En las primeras tres cintas no hubo problemas, pero en el movimiento anterior a proteger la cuarta, me resbalé y mis pies quedaron volando, sólo me sostenía con la mano izquierda, en ese momento me pasó por la cabeza el hecho de que me la iba a pelar, pues me según yo había gastado mucha fuerza en ese colgón, pero estaba decidido a llegar hasta donde me alcanzara la fuerza.

Protegí y las regletas siguientes las agarré en el mejor lugar, creo que sólo la primera vez las había sentido tan buenas, ni acomodé el hook, hice la barra, tomé la pinza/lateral de la izquierda, el bueno de la derecha y protegí la quinta y última cinta antes de la reunión. En ese momento me llegó el madrazo mental de la hebra que venía.

Abajo, Oscar y Rubén me gritaban, en realidad todos gritaban pero mi atención estaba en ellos dos. Protegiendo la última cinta, antes de frikearme sólo me repetía “escúchalos, escúchalos, escúchalos”, pero en cuanto tomé el gastón sólo me repetía “escúchate, escúchate, escúchate” pues me estaba dictando los pasos en la cabeza y ya sólo tenía que repetir lo que tantas veces hice en los pegues anteriores.

Impresionado, cuando agarré el gastón, con la mano derecha tomé magnesia, respiré y a darle.

– Gastón, dropknee con la derecha, regleta con la mano izquierda, pie derecho en el plato, trankis, aprieta, aprieta, aprieta, mete la cadera, aprieta… pinza con izquierda, me voy, nonono… aprieta, aprieta, regleta con derecha…no llégo, no llégo, lateral derecho…rebote a la regleta, sube pie derecho, otro más, grande con izquierda, aprieta, otro más, grande con derecha, no, ese no, el otro arriba, venga, grande con izquierda, acomoda los pies, pie izquierdo, grande con derecha, acomoda lo pies y ya la hiciste… pie derecho, abre el izquierdo…ya estás, venga, protege….las dos….quiero las dos… ya estuvo.-

Eso fue los últimos 20 segundos o menos de la ruta, el 12 más fácil pero que más tranajo me ha costado encadenar. Ni siquiera bajé bombeado, sólo en la reunión me comenzaba a desesperar que no podía proteger la segunda cinta, y yo quería las dos.

Bajé refelíz, tenía mucho tiempo sin encadenar algo, creo que lo último fue HP y la neta es que el paso de ahí estaba más difícil que el de Tiagosán, el asunto es que en HP no hay hebras tan largas.

Bueno, eso me alegró el día, y también me animó a darle duro, necesito hacer todos los 11’s y 12’s con el menor número de pegues que pueda, si son a vista mucho mejor.

Es mi grado máximo y me tardé sólo dos años en llegar ahí, es un chingo, pero el mayor problema no es mi fuerza o mi resistencia, el asunto es que mi cabeza no funciona bien y por eso me cuesta más trabajo encadenar cualquier cosa. De cualquier forma ya me animé y parece que si voy a Jilo, le voy a dar a la Desalmada, junto con todos los 11’s del Circo, en la cueva no tengo de otra más que Kraken y/o el Penitente (que me falta hallar el paso de la salida) y decidirme subir a …chale, no me acuerdo como se llama la de afuera, en fin, esa.

Es un 12d, y me prende mucho para entrenar más duro, escalar más y ponerme más fuerte, por que… pues no quisiera ser yo el que lo diga (de hecho ya lo dijo alguien más) pero ya estoy mamado, tal vez no tanto como los demás, pero ya me doy un “quién vive” con algunos.

Así estuvo el sábado, encadené, bajé refelíz y TODOS vieron el encadene, que normalmente no me importaría, pero para como estaba de ánimos, la neta es que sí me animó mucho más. Por fin un 12d, ni siquiera puedo pensar bien en qué escribir para platicar esto, estoy refelíz, incluso ahora, cuatro días después aún no me lo creo. Está bien chido, deberían intentarlo alguna vez en su vida, eso de llegar tan lejos está poca madre. Este último párrafo no tiene mucho sentido, pero así es cuando no quiero controlar la felicidad. Está bien chido encadenar.

Además, también por ardido tenía que encadenar el sábado, con el Capitán ahí no podía desaprovechar la oportunidad.