Con el tiempo…

Y que bueno que hay gente que puede tomar ese tipo de decisiones, de ser tan indiferente ante algunas necesidades de otras personas, que son capaces de pensar la mayoría del tiempo en ellos mismos y hacer a un lado cualquier obstáculo por mínimo que sea. Tanto que pueden o intentan ser tan objetivos que pareciera que son totalmente fríos ante situaciones que a otros pueden afectarlos de una manera tan impresionante que podrían cambiar el curso de sus vidas.

Yo pensaba que no vería ese momento, y al final sí se quebró, al final resulta que sí lo afecta y que no es tan indiferente como creía que era. Que la contraparte tuvo un impacto más grave (lo menos) de lo que se podría ver a simple vista.

Que bueno que hay gente que también puede desaparecer todo tipo de sentimientos y ser indiferente no sólo a los suyos, sino a los de los demas (aparentemente) y huir hacia lo que se cree una mejor situación. Eliminar cualquier rastro de cariño, culpa y por qué no, amor, para liberarse de algo que los aprisiona. Que bueno que hay gente tan fuerte… y aún mejor, que bueno que no soy uno de ellos.

  mil-pedazos.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: