Fighters Fight

El sábado hubo junta a la cuál no asistí por cuestiones…¿como dijo? creo que la frase exacta fue “de entretenimiento”.

Se me hicieron críticas “constructivas” con el fin de alentarme a echarle ganas en cuanto al proyecto. Una de ellas fue la que tocó un nervio sensible y que me dejó pensando toda la noche…

-“aquí también hay adrenalina compadre”-

haciendo clara referencia a mi escalada. Al principio me molesté un poco, pero no tenía claro el por qué y fue hasta el día siguiente que logré descifrarlo.

Siempre he creído que la gente que de verdad se dedica a Escalar, a la Montaña, a los Ríos, a las Cuevas, lo hacen por razones muy distintas a las que la gente “común” cree.

Con el “de verdad se dedica a” no me refiero a los que dicen que escalan porque tienen el equipo más caro pero nunca lo usan, o que salen a las zonas una vez al mes, que nunca entrenan, que ni si quiera saben que se debe entrenar, ni de los que se dicen montañistas por que han subido una vez el Popo (que ya ni se puede) o que tienen un piolet de su abuelito en casa y no “saben ” usarlo o la más mínima idea de la técnica de su uso, ni de los que viajan una vez al año y atraviesan por una corriente clase 1, por supuesto no demerito nada de eso, muy respetable si eso es lo que quieren y les gusta, pero… ese tipo de acciones sólo les sirve a ellos, y a los demás no nos sirve para nada.

No, hablo de aquellos que pretenden aumentar su calidad como escaladores, montañeros, espeleístas o espelólogos, que pretender abrir nuevas rutas, aumentar el grado de su escalada, subir por lugares inóspitos y extremandamente difíciles, que buscan encontrar salidas distintas, encontrar túneles hasta ahora desconocidos, que piensan, sufren y sienten más allá de ellos mismos, que no se preocupan sólo por sus méritos propios sino por los de los demás, que puedan escalar más, que tengan más rutas por donde subir, que podamos conocer más sobre el mundo, y que de alguna manera nos transmiten su sentir. Sus propias logros, como cuando encadenas, cuando haces cima, cuando llegas a la sima, es así como uno aprende, toma su propio rumbo y consigue sus propios logros…

Pensando en eso, me dí cuenta de que la razón por la que escalo no tiene nada que ver con la adrenalina, y me dió mucho gusto. Escalo por que necesito hacer ejercicio, por que así hago ejercicio, por que casi todo depende absolutamente de mi habilidad física y mental (ñaaaa, eso no), también por que no es tan común y tendo cierta tendencia a salirme del guacal de vez en cuando, por que me aumenta el ego de por sí grande que tengo, ah, y también por que me gusta. Y ahora entiendo, simplemento lo hago por que lo hago, escalo por que escalo.

Así de simple… Fighters Fight

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: