De regreso

Primero lo primero, no había escrito en mucho tiempo pues no estuve en la ciudad (y no tengo lap) y los días que estuve, tuve que estar haciendo talacha en la casa nueva (que espero esté lista para el viernes de la semana próxima), y como sabrán eso es muy cansado.

Pero ya regresé y … pues la reseña será breve.

Me fui a Oaxaca, hubo competencia y al final Paulina y yo decidimos, después de mucho, lanzarnos a competir. Se puso bastante divertido, los boulders estaban muy chidos y casi todos sacamos algo bueno de la compe, algunos un varote y otros (como yo) cosas que hay que corregir. A mí no me fue muy bien con los resultados, pero al menos ya estoy por resolverlos, la próxima será… más me vale.

El viaje muy divertido, excepto por el sonido de la camioneta. Es la última vez que viajo sin música, mi próxima compra será algún gadget con al menos reproductor de música. Aunque no fue tan pesado como el viaje a Potrero del año pasado, tampoco me dejó con muchas ganas de viajar con ellos otra vez, de verdad que es pesado viajar con personas así.

En cambio la “otra” compañía fue muy buena, dimos el rol bien a gusto, caminamos, comimos, dormimos, nadamos, jugamos (le gané, por cierto), peleamos, pero todo estuvo chido, TODO, de esos viajes que te dejan un muy buen sabor de boca y que quieres repetir.

La playita bien a gusto, Mazunte es la onda para fresear, buenas olas, buena comida, buen clima, buenas fotos, muchas fotos y hasta dormí en colchón, a toda madre. Después un rol a Zipolite con cenita, velitas, algunas chelas, helado. Sólo hubiera querido un poco de moxy y menos dolor de estómago, pero todo bien.

La zona de Oaxaca está chida, aunque es un lugar por el que no viajaría 8 horas exclusivamente para escalar, está chido para dar el rol pero sino vas a comer al centro te estás perdiendo de una muy buena cena, desayuno y/o comida.

Mi reseña es un poco mala, de hecho bastante, pero llevo tres días pensando como contar esto y nomás no fluye.

Por cierto, algunas fotos del viaje están aquí.

Frenesí 12…algo

México 0 – Argentina1 Ese es hasta ahora el marcador, acaba de terminar el primer tiempo y pretendo dedicar toda mi atención al post, pues no parece que el partido vaya a mejorar.

Nos fuimos a Jilo el fin de semana, Oscar, los texcocaños y Yo. Que buen fin, pero que buen fin. Oscar estuvo con sus habituales pegues a “Más si osare…” y Yo le dí a Frenesí.

La cábula estuvo buena, el sábado estaba los Peshos con Braulio y Fungi, y el domingo Chaparrito llegó con la camioneta llena. Así que en todo momento hubo diversión.

Tenía mucho que no salía así con Oscar y resultó tan bien como antes, probé Mas si osare, encadené Frenesí y estuvimos cabulenado a los texcocaños todo el fin, escalé a mi tope de fuerza y resistencia, comí poco, reí mucho y al parecer todos tuvimos muchas cosas buenas que contar del fin de semana.

Oscar tuvo el mejor pegue que le ha dado a Mas si osare, voló mucho, no se lastimó nada, no extrañó el “shure” (disculpen, estoy de egocéntrico) y los dos extrañamos el aroma a chica en la mañana. No es por nada, pero despertar y ver a un güey junto a ti después de que cada salida ves a una chica que te gusta mucho y que te trae babeando (lo digo por los dos), no resulta tan agradable, mucho menos cuando en toda la noche no puedes abrazar ni ser abrazado, no vaya a ser que nos guste y después nos haga falta. Ja

Si extrañamos cosas, pero también nos sentimos bien, al final notamos que sí nos distraemos un poco, somos felices, sí, no nos pesa, pero de vez en cuando está chido que hagamos eso, muy de vez en cuando… y para que no se confundan, me refiero a eso de salir puro tornillo.

El pegue a Frenesí no lo voy a detallar mucho, fue malo, muy malo, mis pies temblaban en cada paso, me dolían los dedos, ni siquiera era mi intención encadenar, tan sólo avanzaba anilla por anilla, queriendo llegar a la siguiente y de pronto sólo quedaba la reunión, ni modo de soltarme ahí.

México 0 – Argentina 2

Oscar tuvo que recordarme una de las pisaderas

México – Argentina 3 Lo dije,no iba a mejorar.

La entrada fue el único paso que no me costó trabajo, pero un día antes se había cobrado el pase lastimándome los nudillos con un cerillazo de mi mano derecha .

Lo disfrutamos mucho, lo vamos a repetir más seguido con la banda. El fin que viene vamos a Taxco y a pesar de mi miedito a la hebra de la cueva quiero traerme la Mantis, no recuerdo muchos de los movimientos, la vez pasada ni siquiera la terminé y aunque esté comenzando el bajón, estoy mucho más fuerte que hace un año, así que habrá que apretar mucho, por que además de todo habrá público de sobra.

Chipitín’s Day

Ayer fue el cumpleaños del Chipo y convocó a la banda en el Bolerama Coyoacán.

Me divertí bastante a pesar de que nunca había jugado boliche, y hasta resultó que no me fue mal en absoluto.

Lo difícil fue el lanzar la primera bola (no sé si la frase sea correcta), pero después de lanzarla y saber que no lo hice TAN mal, me animó y agarré confianza mucho más rápido de lo que normalmente lo hago, que también esos consejitos de Amigo me ayudaron bastante… En la segunda línea me mantuve a la cabeza un poco más de la mitad del juego, pero como no todo podía durar, mi falta de concentración me relegó a la cuarta posición. Como sea eso fue lo menos importante, creo que todos nos divertimos bastante, con todo y ese momento de tensión al momento de nuestra llegada, que a Oscar y a mí sólo nos alegró más la fiesta.

Todos la pasamos bastante bien, después y para recordar viejos tiempos, pasamos a cenar al Naranjito, una parte de la banda calavera estaba reunída otra vez, sólo los que seguimos escalando y el cumpleañero. Me divertí, y creo que voy a repetir eso del boliche más seguido…cuando tenga dinero. Al parecer es de las pocas que puedo hacer con relativa facilidad sólo para divertirme.

Felicidades al Chipitín, me divertí mucho.