Una vida después

Al final somos los mismos, papeles invertidos pero igual al fin y al cabo.

Al final regresamos a esos papeles que tanto añoramos hace algunos años, donde creímos que no podríamos compartir nada, y que por el contrario compartimos mucho más de lo que creímos que compartiríamos jamás. De eso se trató siempre, de mantener la vista fija en el objetivo y no perdernos de vista, de no darnos por vencidos con nosotros.

Los últimos meses fueron difíciles para ambos, hemos aprendido cosas por separado que extrañamente se relacionan con lo que alguna vez hablamos, y por primera vez mis sueños dejaron de ser alarmantes para convertirse en tranquilizantes naturales. Ambas reacciones fueron sorprendentes, y a pesar de todo, fue la misma que tuvimos aquél martes de septiembre de tantos años atrás…

Es bueno tenerte de regreso, es bueno saber que te vas pronto, pero es mucho mejor saber que aún nos sorprendemos de nosotros mismos.

No sé que haría sin tí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: