Mr. Brooks

Ayer mi santísimo padre cumplió años. Como regalo, fuimos a comer y después al cine, como hacía mucho tiempo no hacíamos (año y medio aprox).

Inesperada, creo que esa es la palabra con la que la definiría, de principio, por que no era nuestra intención verla, después por que no sabía que era lo que iba a ver, y después… pues tendrían que ver la película. Aquí no se las voy a contar. En resumen fue como un moderno Jekyll/Hyde.

El asunto con Mr. Brooks era su adicción y sus intenciones de dejarlo, todas las discuciones que tiene con Marshall para evitar que el vicio se “apodere” de nuevo de él y la contradictoria simpatía que tenía con este… tal cuál funciona una adicción: hábitos que son nocivos, pero que resultan gratificantes para el sujeto, aunque sí, ya sé que etimológicamente es incorrecto.

Cuanto más avanzaba la película, más identificado me sentía con él, y creo que esa era la intención, de alguna manera mostrarnos una escapatoria a los vicios, no voy a profundizar en esas cosas, todos sabemos y entendemos, espero, esas cosas.

No evité pensar en lo que decías: es que esto ya se nos hizo vicio.

A mí me gustó la película, Iván dice que no confía en mis gustos por que todas me gustan, pero las escenas de sangre están bastante bien hechas y la música también está muy buena, eso sólo como plus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: