Castillos de agua

Es la última vez que construyo sobre algo igual o menor que promesas, tristezas, “te quieros”, y la palabra de CUALQUIER persona.

Por eso no voy hoy, hasta que no me harte de sentirme mal, hasta que no me harte de mi actitud, hasta que no deje de mentarle la madre a todo y a todos los que quiero mentarsela. Si, estoy enojado, molesto, estresado, adolorido y harto de confiar.

Es la última vez que dejo de hacer algo por mi estúpida preocupación de lastimar… Eso es, todo lo que me hace lo que soy y eso es lo que me está jodiendo la puta vida.

Todo lo que sé que soy, que hago y por que lo hago, es lo que me jode…lo que no me da lo que quiero, lo que me hace sentirme inutil por decir lo menos y que a pesar de todom es lo que me hace seguir adelante, con una vana esperanza de que las cosas van a mejorar. No sé de donde sale tanta tontería, las cosas buenas en las que creo. Pude haber hecho que todo desapareciera de un madrazo y hubo un pensamiento que me detuvo. Ahora sé que la única dirección y sentido de eso fue mi sobrevivencia, por que a pesar de que me esforzaba en creer lo contrario, me descubrí sintiendo y soñando, consecuentemente sufriendo, y aún peor deseando que no fuera cierto, pero no me fallan las sensaciones, finalmente por eso he estado haciendo lo que hago ahora, sumirme en las malas intenciones y en las sonrisas hipócritas de doble filo.

Jamás he sido lo que él, pero estos días ha funcionado y me gusta, no soporto más al imbécil que estaba sentado hace 37 minutos en esta silla.

Fué la ultima vez que construí castillos en el mar, sin más cimientos que “te quieros”, promesas y lastimeras confesiones sentimentales, además, por que esas playas están llenas.

Siempre es difícil cuando alguien se va, es aún más difícil cuano UNO parte por decisión propia…

Anuncios

Opciones…

Con eso de los nervios postexamen  estuvimos revisando las opciones, y tuvimos una visión… que por supuesto ni siquiera está contemplada por ningún motivo, pero nos reimos por más de diez minutos.

Los dos acabábamos de cenar (por separado) y en la plática, inevitablemente llegamos al momento de la comida, entonces:

-A mi se me hace que serias buen taquero-

-¡eh!- 

-Si, eres lo más sistemático y metódico, y lo de las manos, pues no tienes broncas-

Así que…pues ahí tengo una opción para el plan “W”.

Consecuencias

Después de todo, siempre pensé que estarías ahí este día. Lo viviste desde el principio y conocias las consecuencias que hubiera tenido para nosotros aquellos días.Hoy ya es tarde para remediarlo y las implicaciones de todo esto repercuten extraordinariamente en lo que queda de…lo que sea que quede después de estos cuatro años o tal vez más(y eso que la platica del mes pasado fue profundamente reveladora).En fin, ya será cuando regreses, que espero… no, ya me enseñaron no esperar, pero seguro nos hubieramos divertido.

Tucita 13a

Ayer, por fín encadené Tucita, dicen que es un 13a y por esta vez voy a creerles. La verdad es que yo no la siento tan fuerte, pero… pues quien soy yo para decotarla. Si en la guía dice 13a, entonces que sea 13a.

Y ya sé que para decir eso debió salirme mucho antes, pero en cuanto tuve la veta todo fue mucho más fácil, sólo fue cuestión de descansar bien, por que ni hacía falta tanta concentración.

El pegue fue más estresante de lo que esperaba:

Llegar a la primera cinta no tuvo broncas, el “under” me preocupaba un poco, el día anterior me había caido ahí y era un lugar donde ni siquiera pensaba en caerme; salió sin broncas, levantar el pie izquierdo a la nueva pisadera y llegué segurísimo a la otra regleta, jutar manos y proteger. En los siguientes dos movimientos había peligro de caer, tenía que asegurar bien los pies, y recordar poner el pie derecho a la izquierda de la cuerda. Drop con pie derecho y estirar mano izquierda al sloper…me voy me voy…ah, no hay tiempo para relajar, subir pie derecho a la regleta y jalar con la cadera hasta el lateral, si llego si llego ufff, acomoda pies, tranquis, respira, cruza la mano izquierda y cargar el peso a la derecha…ayayayayay me voy me voy. Al final me aferré con las puras yemas y me quedé, lo raro es que ese paso era de lo más fácil antes, proteger dos cintas y a descansar. Me preocupaba el lance, no lo había hecho continuo y podía ser que no me alcanzara la gas…o los dedos. Pie izquierdo muy a la izquierda, jalar al lateral, pincita derecha, subir mucho el pie derecho, apretar el cuerpeo y mi lance estático que no tuvo tanta bronca, proteger y descansar.

Todavía faltaban dos pasos dificiles, en los “buenos” a veces me fallaban los pies, así que mientras descansaba visualizaba las pisaderas. Sacar mano izquierda al bueno, asegurar el pie derecho y sacar mano derecha, aguantar, levantar pie izquierdo y lanzar la mano izquierda… lo que siguió sólo era levantar bien los pies y respirar tranquilo, aún así me las arreglé para estresarme en la protección de la reunión, no quise subir hasta tenerla en la cintura así que jalé cuerda mientras mi mano derecha me sostenía pero por poco y me caigo, mis brazos ya no tenían tanta fuerza y sólo me quedó tirar la cuerda y volver a descansar. Acomodé bien los pies y protegí con la mano derecha, pues por alguna extraña razón mi brazo izquierdo no estaba tan bombeado.

Y así fue, después de más de dos años escalando por fín tengo mi 13a, de verdad no estoy seguro de que sea 13, pero si los demás dicen 13, pues 13 será. Ahora el proyecto es El Nahual, un 12d que de verdad está haciendo honer a su nombre, por que me está dando un miedo “bárbaro”.

En fin, el otro fin me mudo, así que seguro hasta dentro de 15 días tendré noticias de como me fue.

—————-
Listening to: Bright Eyes – If The Brakeman Turns My Way
via FoxyTunes