Tucita 13a

Ayer, por fín encadené Tucita, dicen que es un 13a y por esta vez voy a creerles. La verdad es que yo no la siento tan fuerte, pero… pues quien soy yo para decotarla. Si en la guía dice 13a, entonces que sea 13a.

Y ya sé que para decir eso debió salirme mucho antes, pero en cuanto tuve la veta todo fue mucho más fácil, sólo fue cuestión de descansar bien, por que ni hacía falta tanta concentración.

El pegue fue más estresante de lo que esperaba:

Llegar a la primera cinta no tuvo broncas, el “under” me preocupaba un poco, el día anterior me había caido ahí y era un lugar donde ni siquiera pensaba en caerme; salió sin broncas, levantar el pie izquierdo a la nueva pisadera y llegué segurísimo a la otra regleta, jutar manos y proteger. En los siguientes dos movimientos había peligro de caer, tenía que asegurar bien los pies, y recordar poner el pie derecho a la izquierda de la cuerda. Drop con pie derecho y estirar mano izquierda al sloper…me voy me voy…ah, no hay tiempo para relajar, subir pie derecho a la regleta y jalar con la cadera hasta el lateral, si llego si llego ufff, acomoda pies, tranquis, respira, cruza la mano izquierda y cargar el peso a la derecha…ayayayayay me voy me voy. Al final me aferré con las puras yemas y me quedé, lo raro es que ese paso era de lo más fácil antes, proteger dos cintas y a descansar. Me preocupaba el lance, no lo había hecho continuo y podía ser que no me alcanzara la gas…o los dedos. Pie izquierdo muy a la izquierda, jalar al lateral, pincita derecha, subir mucho el pie derecho, apretar el cuerpeo y mi lance estático que no tuvo tanta bronca, proteger y descansar.

Todavía faltaban dos pasos dificiles, en los “buenos” a veces me fallaban los pies, así que mientras descansaba visualizaba las pisaderas. Sacar mano izquierda al bueno, asegurar el pie derecho y sacar mano derecha, aguantar, levantar pie izquierdo y lanzar la mano izquierda… lo que siguió sólo era levantar bien los pies y respirar tranquilo, aún así me las arreglé para estresarme en la protección de la reunión, no quise subir hasta tenerla en la cintura así que jalé cuerda mientras mi mano derecha me sostenía pero por poco y me caigo, mis brazos ya no tenían tanta fuerza y sólo me quedó tirar la cuerda y volver a descansar. Acomodé bien los pies y protegí con la mano derecha, pues por alguna extraña razón mi brazo izquierdo no estaba tan bombeado.

Y así fue, después de más de dos años escalando por fín tengo mi 13a, de verdad no estoy seguro de que sea 13, pero si los demás dicen 13, pues 13 será. Ahora el proyecto es El Nahual, un 12d que de verdad está haciendo honer a su nombre, por que me está dando un miedo “bárbaro”.

En fin, el otro fin me mudo, así que seguro hasta dentro de 15 días tendré noticias de como me fue.

—————-
Listening to: Bright Eyes – If The Brakeman Turns My Way
via FoxyTunes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: