La Vieja Vereda

Hoy regresamos al Ajusco después de más de 8 años. He de decirles que tanto tiempo hizo estragos en nuestro intento de batir nuestro récord de ascenso de 43:47 min, ni siquiera nos acercamos un poco.

Comenzando por que no encontramos la vereda acostumbrada por nosotros, después por que en algún momento entre los últimos ocho años, a Efraín y Claudio les dió por rebasar o alcanzar el medio siglo de vida y tuvieron a bien hacerlo notar a los 3000msnm.

Aún así, lo disfrutamos enormemente, no hay nada como recorrer viejas veredas para recordar de donde vienes y a donde vas, para escuchar el viento que se acerca del horizonte, escuchar el silencio de las alturas, y notar como las cosas son tan pequeñas acá abajo.

Recorrer viejas veredas también nos reorganizó físicamente, nos devolvió los reflejos que creíamos perdidos no sin antes cobrarnos la cuota debida con sangre y moretones, raspones y golpes que mantendremos al menos hasta el domingo.

También descubrimos que la vereda fue abandonada muchos años, pues en el descenso nos dimos cuenta de la cantidad de rocas y hierba que escondían la vereda. Tal vez regresemos la semana entrante, ahora sí, listos para el recorrido y por lo menos igualar el tiempo que hace más de ocho años alcanzamos, y como pasa últimamente, soy la única esperanza, así que más me vale ponerme a entrenar.

Y aún después de 50 años, sigue la mata dando…

Anuncios

Simpático

Hoy fuí a la plaza de la computación a comprar una memoria para la cámara de mi mamá, y dado que Alejandra tuvo a bien salir de la ciudad, decidí que era un buen día para vagar un rato por el centro.

Y definitivamente hoy me volé la barda, se me ocurrió meterme a uno de esos lugares en los que suelo meterme cuando voy solo por la ciudad y que no haría en ninguna otra circunstancia… sólo que ahora fue mucho más divertido que de costumbre y sólo tuve que recorrer dos calles, una por error.

Siempre me divierto mucho cuando decido hacer ese tipo de travesías por la ciudad, sólo que ahora hasta yo me sorprendí, incluso mi actitud ante tal situación me sorprendió.

La comida fue muy buena, el espectáculo fue “valoradamente” descente y divertido. En fin, si alguien quiere saber que pasó, que me avise.

Todo es claro

Hoy por fin entendí a Neme cuando decía que los psicólogos no servían para nada, nótese que sólo lo entendí, no es que esté de acuerdo… aunque me gustaría.

En fin, es sólo respeto y tal vez un poco de melancolía lo que No me permito estar de acuerdo…

Y así comienza

Y entonces uno decide que no va a ser un niño explorador.

Y entonces uno encuentra un digno oponente…

Y entonces uno se da cuenta de que está al nivel.

Y entonces todo se aclara y reconoce el bosque completo.

Y entonces uno descubre lo que se debe hacer…

Y entonces encuentra compañía…

Y entonces… es sólo es comienzo.

…y todo por un pinche sueño.

Publicado en Vida. Leave a Comment »