Aversión

Escribo esto mientras espero la descarga de mis podcast habituales, aterrizando lo que llevo más de una semana rebotando en la cabeza y aún así, no logra aterrizar.

No entiendo porque todo se fue transformando hasta llegar a una aversión inútil y tardía, incluso demasiado ardida para mi gusto, pero tampoco es que me haya esforzado mucho por encontrar una razón que me parezca…¿razonable?

En fin, supongo que tiene que ver con la visita a la casa de Ale, o la desaparición paulatina de aquella, o a los malos recuerdos que me acuchillaban durante estas comidas tan lejos de la casa, y los malos pegues a Conejos y Endiablada o todas juntas, pero como estoy aprendiendo, si es aversión, que lo sea que no significa que vaya a tratar de evitarlo, no es de gratis que sienta eso y mucho menos creo que sea sólo cosa mía…

En fin, son las dos de la madrugada y se supone que voy a correr mañana.

Ja…

Anuncios
Publicado en . Leave a Comment »