Desidia

“Hola. ¿Cómo estás? ¿Ya volviste? No voy a preguntar como estuvo para no resaltar lo obvio. Hay una clase de historia  en las tardes, que seguro te gustaría, sólo es una vez al mes. Ojalá puedas venir. Yo no la tomo, para que no malinterpretes. Abrazos, nos vemos luego”.

A poco no habla mucho de nuestra situación. Esa es la razón por la que aún no he mandado el dichoso mensaje y todavía no sé si deba (o quiera) mandarlo.

Algo de ayuda es necesaria, por favor.

Sí, estoy de marica ¿y que?

Publicado en Chicas. Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: