Luces y adornos

Normalmente, yo atribuía a una mala actitud de mi parte (mi “mamonería“, si tal cosa existe) que algunas personas no fueran de mi total agrado, jamás fue algo que interrumpiera mi sueño o mi vida diaria de manera importante.

Hoy, tuve un momento de iluminación y lo descubrí por casualidad, y digo por casualidad dado que fue consecuencia de algo aún mucho más importante. Por qué mis amigos son MIS AMIGOS y por que los demás no lo son.

Lo más grave o interesante de esto, es que he regido mi vida bajo ese principio y no tengo idea de donde fue que lo aprendí, pero me gusta, justo acabo de notar que me gusta.

A Paulina le gustaba indagar en eso, por que justamente no me agradaba la gente que ella creía que deberían agradarme y con el tiempo aprendió a reconocer quienes no me agradaban, aunque creo que nunca entendió por qué.

Mis dos funditas aquellas, son todo lo contrario de eso a lo que le busco nombre, y creo que por eso somos amigos, aunque creo que yo debería ser más como eso que tanto busco…al menos para justificar razones.

Anuncios

Retrasado

Bien, después de meses de ausencia mis intenciones han pasado a mejor vida, y han vuelto algunas que sólo estaban olvidadas. Alejandra, la escalada, el anuncio de la boda, la boda y sus preparativos, la genética, el proyecto de investigación, “Conejos” y el pegue a “Mas si osare”, mi nuevo celular y los fantásticos usos que le doy, la pelea y recientemente el accidente.

En fin, hay intenciones nuevas y viejas, y bueno, que sería del mundo sin buenas intenciones.