Eso que está de moda

Ayer fui a mi primera noche del Ollinkan. Lo mismo de siempre, no por eso la pasé mal, lo de siempre en algunos casos es muy divertido.

Sonó esa música que todo mundo baila, que todo mundo toca, que a todos hace felíz, que nadie sabe que es, pero que está de moda.

Los grupos, por si alguien le interesa fue Speed Caravan (Argelia) y Carlama Orkestar (Holanda).

Cosas que dices…

Con La Resplandeciente en el messenger:

Ella: ¿que mejor que comer? …al fin la comida puede esperar

Él: Por eso no me voy

Ella: FIN

El FIN se traduce en una audaz y rauda retirada de la conversación.

Él: Así que así eres en verdad. Besos

Ella: Ay, a veces me caes remal por esas cosas que dices, que haces que se queden en mi mente… Y nomás hacen que piense en ti. Y sé que dices la verdad, la conozco, te conozco y no te creo. Pero que chido es coincidir…:p

Él: Pues si, tu también dices cosas que siempre me suenan mucho. En fin, marica. Besos

Por favor, que alguien me explique que quieren decir con eso, por que al fin lo lograron, después de casi un mes logró revirar la cinta y confundirlo lo suficiente para leer y releer el mensaje y desear que en los sueños esté la respuesta, porque en las cosas que dice y en ninguna canción van a encontrar nada que los ayude a resolverlo.

Aunque ahora que lo pienso, no era tan difícil imaginar que ella iba a quitarse el velo en cualquier momento y contrario a lo que habían platicado, él no tardaba en dar el primer rugido. Pero le estaba gustando y le hubiera gustado aún más que durara más tiempo.

Eso me pasa por leer el final antes de tiempo.

Y dicen…

Después del problemón que se armó con “los compañeritos” resultó en un adjetivo no favorable para mí, y dadas las condiciones no me he decidido si cargarles pila o sólo dejarlo pasar.

En el caso de la segunda, se irán viendo las cosas y seguramente tomarán forma conforme transcurra el tiempo, pero me da mucha hueva esperar a que las cosas se acomoden por sí mismas, más por que nunca van a entender del todo lo sucedido ni lo que su dichosa oligarquía-democrática implica en esa toma de decisiones.

Siendo el caso de la primera…sólo por diversión y ver quién se quiebra primero, porque soy tan marica, que ni siquiera me preocupa cuantos sean, ni quienes sean y mucho menos lo que puedan hacer, el contra, es que el camino se puede volver muy espinoso y entonces si sería echarle unas gotas mal al balde de personas non gratas.

Esos sí, mientras no pretendan afectar nada más con las espinas del rosal, yo no voy a brincar para hacerles fiesta.

Mariconeando

Y siguiendo con el post anterior, sólo por aquello de mariconear a la hora de llegar a la reunión.

Casi me dan ganas de contarles lo que hice…pero eso que hice no tiene nombre, bueno sí, mariconería.

Y sino me creen, pregúntenle a Amigo y al Rubis.

Y lo peor fue que ya tenía toda la ruta resuelta, sólo era aguantar un poco más, cinco movimientos más que, vistos un mes después, no eran tan difíciles.

Eso sí, a la hora de los boulders estoy incontenible…de menos