Promesas

Hace tres años:

Eternidad

Podrán caernos encima las hojas de todos los árboles. Nos mantendremos de pie sobre una alfombra crujiente, con las ramas hasta las rodillas y enredadas en nuestros cabellos. Siempre de pie y de la mano, mirándonos.

Jamás me cansaré de mirar tus ojos amarillos, infinitos como la arena. Se colará entre nuestras ropas el viento, volando las hojas vendrán a golpearnos la cara, rasguñarán mis mejillas, pero apoyando nuestros cuerpos seremos fortaleza, el viento se irá y quedaremos nosotros. Si me transmites tu calor con miradas sobreviviré eternamente, el miedo frío nunca me congelará y ensayaré mi seguridad en tu frente.

Hace 3 días:

-Es que ya se que te dije, pero…es que perdón… mmm, mejor después te digo, pero si quiero, sólo…-

Y es así como me recuerdan que estoy (o estaba) bastante cómodo pensando que si sabes lo malo y teniéndolo en cuenta, no hay sorpresas…

Porque ayer, aquella frase que muchos de nosotros hemos escuchado, algunos más, algunos menos pero alf inal siempre es la misma idea

-Pero si te voy a hablar, si quiero que…bla bla bla…pero si te voy a hablar-

Sigo sin entender porque se hacen promesas cuando uno se despide, puesto que eso ya no nos corresponde, lo que sea será y ya habrá tiempo de hacerle frente.

Eso sí, huele a . . . tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: