Albricias

Mientras viajaba en el camión hacia el castillo, venía redactando mentalmente el post que pretendía escribir para renovar el blog, aún así, lo olvidé por completo.

La idea básicamente era que acabo de encontrar la motivación necesaria para levantar este ánimo tan maltratado que he “cargado” por meses. También, acabo de enamorarme sin querer…pero es que, conociéndome, era obvio que sucedería.

El asunto ahora, es olvidarme de los “malos” pensamientos, para mantenerme a flote, porque una vez más, eso no me puede llevar a nada bueno, o sí, pero no a largo plazo…

Es exquisítamente bonita, imposíblemente guapa, y además, me ha consentido de maneras inimaginables, y sólo por ser Yo…pero es la historia de siempre.

Falta encadenar, falta entrenar, falta apretar a muerte.

Publicado en , Vida. Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: