Límites

La ciencia es un juego, pero un juego con la realidad, un juego con los cuchillos afilados… Si alguien corta con cuidado una imagen en mil trozos, puedes resolver el rompecabezas si vuleves a colocar las piezas en su sitio. en un juego científico, tu rival es el Buen Señor. No sólo ha disupuesto el juego, sin también las reglas, aunque éstas no sean del todo conocidas. Ha dejado la mitad para que tí las descubras o las determines. Un experimento es la espada templada que puedes empuñar con éxito contras los espíritus de la oscuridad pero que también puede derrotarte vergonzosamente. La incertidumbre radica en cuántas reglas ha creado el propio Dios de forma permanente y cuántas parecen provocadas por tu inercia mental; la solución sólo se vuelve posible mediante la superación de este límite. Tal vez sea lo más apasionante del juego. Porque, en tal caso, luchas contra la frontera imaginaria entre Dios y tú, una frontera que quizás no exista.

Erwin Schrödinger

Anuncios

Un pegue más

Y la verdad, es que sí cambio mi cama, la regadera, el rastrillo y todo el regreso, por un pegue más a Nosferatum y dos días más en Guadalcazar…una vez más, y como siempre.

Publicado en De Todo. Etiquetas: . Leave a Comment »

…y como siempre

Una vez más…

Hace una semana, hice una llamada de aquellas que suelo hacer para complicar y hacer más entretenida mi existencia, por lo menos mentalmente, de aquellas que suelen ser provocadas por mi ocio.

La respuesta fue amable, simpática, divertida, incluso me recordaba aquellas otras conversaciones de un par de años atrás. A tal llamada le siguió un mensaje y una respuesta.

Después, tuve a bien platicarle a un amigo lo sucedido…ERROR.

Anoche tuve a mal enviar un mensaje de aquellos que debí evitar, especialmente por la condición en la que me encontraba.

Hoy, al despertar me encontré con otro mensaje de reclamo, después le siguieron una serie de dimes y diretes acostumbrados en esa relación, para al final, cerrar con un silencio sepulcral, todo debido a aquella estúpida idea de contarle a alguien lo sucedido.

Lo dicho, las paredes escuchan, ahora no sólo escuchan, también interpretan y hasta inductivamente. ¿”los otros”? que los otros se metan en sus asuntos.

Y así, una vez más, esa relación está en los chismes, en ESO de lo que nos cansamos y huímos (tal vez esa sea la respuesta) para estar mejor, lejos el uno del otro.

Y así, UNA VEZ MÁS Y COMO SIEMPRE

Publicado en Vida. Leave a Comment »