Una vez más…

Cuando me doy cuenta de lo que “debí hacer”, cuando hago el recuento de los daños, me pregunto porque dejo que avance tanto. Cuando cometo ese error tantas veces, y además, cuando desde el principio conozco el final ¿porqué no lo arreglo? ¿porqué dejo que avance tanto el “problema”?

Tal vez, ahora, que cumplí 27, sea hora de ir superándolo, jugar a ganar, a ganar-ganar, a sabiendas de que si juego en grande, gano a lo grande, y sino sale según lo planeado, pes, seguro habrá otras oportunidades, por ahora, me queda suspirar, pensarla, extrañarla, y dejar que no sea conmigo…por el bien de los que quedamos, y antes de todo, por mi.

…y como siempre.

Anuncios