Y yo aquí como si todo…

Hoy es de esos días en que comienzo a no esperarla, que conste que la pienso mucho, todo el tiempo para ser precisos, y aún así, no esperar nada de ella.

Las últimas semanas han sido complicadas por el gusto de sufrirlas, y por primera vez, he dado un lugar a lo que siento y a lo que quiero, a que si en la relación habrá sólo uno, como parece que ha sido desde hace mucho (y no tanto), pues que así sea.

He puesto a prueba que cuando pones tanto en todas las cosas (por lo menos en enamorarte de verdad) lo más normal es que salgas lleno de cicatrices, que como siempre, sanarán, algunas más lento, otras más rápido, pero sanarán al fin. Lo que me duele mucho no es el evento en sí, sino lo que se pierde en el futuro. Ya no hay pensamientos que vayan más allá de hoy, ni siquiera de éste momento. La queja de ella era “hace mucho perdí tu credibilidad, y no sé como hacer para que me creas ahora”, eso siempre es muy fácil, cumplir. No esconder, NO HUIR. Por que no huimos, afrontamos, a veces, algunas formas de afrontar son huyendo, eso lo tengo claro, el asunto es que cuando se trata de dos personas, eso se complica. En fin, lo que más me duele son los momentos que no se viven, las imágenes de vivir juntos, de conocer el mundo, de abrir nuevos caminos, de hacer nuevos caminos juntos. Será lo que será, no lo que fué…porque eso ya se escribió.

Y con razón estoy enamorado, esa sonrisa que hacía galaxias…

Al final, aún escribo a quien no me lee y le dedico mi insomnio a quien no me sueña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: