El último y nos vamos

Día 3.

Mañana (técnicamente hoy) tengo que entregar avances de la tesis, básicamente para seguir en la maestría, con mi beca de conacyt…y para poder irme a Burgos.

El asunto es que no he podido escribir absolutamente nada, hoy preferí salir a correr y  despedir a Marco antes de su viaje a Irlanda, después llevar a Mónica a casa, y venir con prisa para escribir y terminar los avances… fracasé rotundamente. Llevo cuatro o cinco capítulos de la serie y no he escrito ni una página. Espero que esto sirva de calentamiento, mientras, voy por un vaso con agua.

Día 3, el fracaso ha sido inevitable.

Albricias

Anoche tuve dos sueños.

Uno malo y otro muy bueno. En el primero soñaba con la innombrable, y la veía con alguien más, me molesta porque creo que Yo lo estaba haciendo muy bien al alejarme y no pensar en ella (o no de esta forma), seguro de que ella no me va a llamar ni a buscar, y menos después de las fotos que subí a la red social. Soñar con ella me deja intranquilo, casi angustiado, como si fuera un mal augurio, la semana pasada soñé algo parecido y no estuvo tan lejos de cumplirse. Hoy el sueño fue hasta trágico para mi… En fin, ojalá no sea un mal augurio.

El Segundo sueño fue una victoria, algo que he querido desde hace mucho, un gran logro. Una carrera ganada. Ahora tengo en mente que El Segundo (aunque en realidad no recuerdo cuál fue primero), puede compensar el mal rato del primero. Fue grande, fue importante y fui mío, y para mi.

Si combino los dos sueños, tal vez haya algo bueno detrás de todo eso, algo muy bueno. Me gusta pensar eso, al final no tengo control sobre muchas cosas, no lo quiero ni lo necesito, pero si puedo calmar mis ansias y angustias, he encontrado cosas buenas para mi, no fue fácil y no ha sido fácil, pero todavía puede mejorar mucho, mucho más.

Calentamiento

He decidido retomar este asunto de escribir en el blog de manera regular, diría más regular, pero me parece que está mal dicho escrito. Básicamente por dos razones, la primera como terapia, como una forma de descarga de emociones y tal vez, al verterlas en la red, puedan tener sentido para mí y cuando lo lea a distancia, pueda reírme o incluso descifrar lo que pensaba o hacía en ese este momento y entender porque las cosas me llevaron a ese punto.

La segunda razón tiene que ver con lo que yo llamo el calentamiento. Ahora mismo tengo que comenzar a escribir un ensayo para la materia de Pensamiento Antropofísico, y por lo tanto, debo calentar un poco la cabeza para que fluya la escritura en las siguientes horas de trabajo.

Gracias a estas dos razones, las entradas se han vuelto muy personales, espero poder ir cambiando eso con el tiempo. Tener un ritmo de escritura y no es que no tenga temas para escribir o comunicar, pero lo que no tengo es una fluidez en la escritura que me permita expresar lo que quiero decir y más importante cómo lo quiero decir.

Así que espero que el calentamiento funcione, en mayor medida porque preferiría ver caricaturas que trabajar en un ensayo a esta hora.

Ya es tiempo

Tengo dos proyectos en mente, más los inconclusos, que afortunadamente son pocos.

Estos meses me he dado cuenta que he estado estancado por mucho tiempo, que todo lo que dije hace 10 años que quería hacer o que haría, no está ni a la mitad.

Acabo de leer un currículum de alguien con más o menos la misma edad que yo, y estoy muy atrasado. Dirán que cada quien es un mundo, y que cada quién a su ritmo, pero a mi eso siempre me ha parecido una mamada, de que otra manera avanzaremos sino es presionándonos y en mi caso funciona competir un poco. A otros seguramente les funcionan otras cosas, pero por ahora, me hace falta leer y ahora si, escribir. Terminar los proyectos inconclusos, terminar mis materias y motivarme para entrenar diario y fuerte, para escalar y recuperar mi fuerza, voluntad y seguridad.

Por lo pronto, terminar mis ensayos y proyecto de la maestría, comenzar a escribir el artículo y terminar un proyecto para el viaje. Seis meses de cosas nuevas… las que sean.

Por lo pronto tengo dos libros nuevos, sólo para regresar a la base y volver a despegar.

 

Patrones

1. No voy a estar donde no me siento feliz.

2. No voy a justificar ni dar explicaciones de lo que hago a menos que sea absolutamente necesario, es decir,  si lastimé u ofendí (en este caso siempre puede discutirse) a alguien con mis acciones.

3. Todo lo que hago es responsabilidad mía y de nadie más.

4. Todo es para mí, con el único fin de hacerme feliz.

Burgos

Me voy a Burgos 6 meses.

Por más de una razón me resistía a irme, hasta que al final las circunstancias ayudaron a que por fin tomara la decisión. Entre todo lo que pasó con la innombrable y lo que aún puede pasar, que quería estar en Morelia para el Comas en octubre, los 100km del UTMX (también en Octubre), y los demonios que se van.

Por alguna razón, siento que todo va a salir mejor de lo que espero, no sé porque, pero soy optimista, por el simple hecho de que he trabajado un chingo (para decirlo en buen mexicano) para poder irme. Así que lo menos que puedo hacer, es confiar en lo que he hecho y hago desde hace más de dos años.

Me voy, y ahora quiero conocer mucho, escalar mucho, correr mucho y estudiar mucho, no precisamente en ese orden. Y ver a mis amigos, y todo lo que incluye estar en otro lado, lejos de todo y todos a los que estoy acostumbrado. Probar para que ha servido la chinga de los últimos meses, porque seguro servirá de algo.

Eso si, estoy muy agradecido de que pasen estas cosas, por fin buenas noticias.

Imaginando

Hace mucho no me fijaba un objetivo en la vida, hoy ya tengo uno muy claro. Quiero correr los 100km del UTMX, y no sólo quiero correrlos, quiero estar cerca de la punta, que sea un verdadero reto. Un verdadero logro, un objetivo grande…

Eso quiero, y a pesar de que mi ánimo no ha sido el mejor estos días, si tengo los ánimos, la inspiración y la motivación para hacerlo.

Últimamente, también hay gente que me inspira a correrlos, y a tener un objetivo real en la vida.

100 km… ni si quiera puedo imaginarme que se siente correr tanto, pero esta chido imaginar que puedo sentir y hacer mientras hago el recorrido…o mientras llego a la línea de salida.