La No Encadenada

Encadené Katmanduh al primer pégue, por supuesto no cuenta como a vista ni nada importante puesto que ya le había dado dos pegues en el viaje (6 meses atrás) con Oscar y Ari. Aunque no por eso me supo menos, la encadené sobradísimo.

Eso dió pie a sentirme mucho más seguro para encadenar algo más fuerte, desde Shangri-Lah(12a) hasta Ooggie-Booggie(12c). Y me decidí por Oogie-Booggie.

El primer pegue de reconocimiento fue bueno, volando en la chorrera y de ahí hasta la Reu, todo bien -en el siguiente pégue sale, aunque al final podría tirarme sino relajo los brazaos antes-.

Lo dicho, en el siguiente pégue, corrí hasta una antes de la cadena, y ahí, con el codo arriba, no pude proteger la Reunión…

Esa fue la historia dos días más…

Total, el domingo, con el cansancio acumulado de los tres días anteriores, pude llegar a la Reunión, pero sólo me alcanzó el punch para proteger una cadena, y ese es justamente el problema, NO me sabe a encadenada.

La teoría dice que sí encadené, pero la teoría se construye por hechos…y después de toda una discusión sobre las teorías y su construcción, en la que podría llevarme la vida entera, no la siento encadenada.

Maldito sea el punto donde mi diablito me jala de la magnesiera y me jala para tirarme en las reuniones.

Anuncios

A volar

Así que por eso me voy al Chonta este fin de semana, y hasta el lunes, estoy un poco harto de todo esto.

Tengo ganas de volar, de cansarme, de dejarlo todo en la reunión o en cualquier placa, o vuelo o tufa o pinza o lo que sea, pero allá, donde lo único que me puede tirar soy yo mismo (y uno que otro movimiento duro, o que se rompa la tufa)…tengo ganas de que se me inflen los brazos, de esa sensación de fatiga, de un movimiento a la vez, de dedos que arden, de ese sabor a agua con un poco de tierra, de ese sudor que se te pega por días, de reír y reír, de no dejar de mirar hacia arriba, de sentir ese terror a las alturas, de darte cuenta de lo pequeño que resulta todo visto desde allá arriba..del dolor de cuello por voltear hacia arriba, de todas esas cosas inexplicables que hace que uno haga lo que haga…

…Esto nomás no fluye…

Por eso me voy

Y por eso…

La roca nos presenta una oportunidad para escalar. Con nuestros esfuerzos, aprendemos a hacerlo. Llega a ser una relación de compañeros de equipo. Hay una gran camaradería entre tú y tus compañeros, pero eventualmente descubres que la verdadera relación de equipo está entre el escalador y la roca.

Tom Frost

Y sí, ahora le estoy dando a “mas si osare”, con el miedito, con los vuelos, con las hebras, con las dos reuniones, y con todo. Y con todo y que me daba miedo, estoy clavadísimo con ella. Lo único que me queda es seguir dándole, por que bien me dijeron:

“Le das una vez y después no la puedes dejar”

Mariconeando

Y siguiendo con el post anterior, sólo por aquello de mariconear a la hora de llegar a la reunión.

Casi me dan ganas de contarles lo que hice…pero eso que hice no tiene nombre, bueno sí, mariconería.

Y sino me creen, pregúntenle a Amigo y al Rubis.

Y lo peor fue que ya tenía toda la ruta resuelta, sólo era aguantar un poco más, cinco movimientos más que, vistos un mes después, no eran tan difíciles.

Eso sí, a la hora de los boulders estoy incontenible…de menos

Eso se llama necedad

Por un mal uso de mis facultades mentales (o total falta de ellas) fui a entrenar a un nuevo muro que abrió Canché.

Y es que desde hace dos semanas tengo una lesión en el dedo anular izquierdo (tendinitis me parece), la cuál no me permitía escalar y/o hacer actividad física con mis manos, al menos la izquierda, después de una miniterapia decidí que hoy podría entrenar, y sí, pude hacer algunas cosas pero no muchas, y entre evitar lesionarme más y hacerme el valiente, me herí el dedo índice izquierdo.

En fin, es la pura necedad de escalar antes de que termine el año, no sé si es bueno o malo (aunque algo me dice que no es la mejor idea que he tenido) pero ya sólo queda el jueves, y que bueno por que no me deja de doler el anular izquierdo.

Auch, creo que voy por hielo…creo que no debí.

Una Caída y pa’ arriba

Ayer por fin comenzaron a mejorar las cosas, volví a mi caída en Conejos, si ya sé “como puede mejorar si aún te caes”, pero los últimos pegues de verdad eran nefastos, sólo podía juntar cuatro cintas y ni siquiera las cuatro estaban juntas, era de dos en dos.

En el segundo pegue por fin resolví el paso de arriba y cuando bajé tuve un momento de inspiración:

-si logro sacar el paso de la entrada, y descanso antes del under (paso de arriba) puedo encadenar-

pensé, así que en el siguiente pegue iba animado.

De pronto, en el tercer pegue salió la entrada, sin broncas, me emocioné y seguí adelante, relaje en el bloque grande, protegí la cinta larga (que debe ir más larga), pero cuando llegué a la cachetada me falló la posición y no logré llegar al descanso bien y caí… bueno no caí, cuando estaba cayendo tomé la cinta que tenía en la cara… en ese momento me bajé y decidí que podía darle otro pegue.

Descansé poco y sin perder el ánimo me concentraba en llegar seguro. Esta vez la entrada salió con un poco más de dificultad pero igual me aferré y llegué al bloque, descansé, protegí, me fui a la cinta larga, pensé bien los siguientes movimientos, la cachetada fue segura, la bolita del descanso también, pero no descansé lo suficiente, y al hacer el cambio de la mano izquierda al under caí. Sin descansar mucho hice el cambio, levanté los pies e hice el lance, y de ahí a la reunión.

Una caída, por fin todos los pasos resueltos, ahora sí, a encadenar.

Voy pa’ arriba.
—————-
Listening to: Jumbo – Cada Vez Que Me Voy
posted with FoxyTunes

y lo demás…¿que?

Y mi galería de flickr ha comenzado a cambiar drásticamente de fotos escaladoras a puro reven, y eso comienza a preocuparme, no por que no me divierta ni por que no me guste, pero el asunto de comenzar a abandonar lo demás por esos asuntos sí me está causando problemas en la consciencia… si es que tengo alguna.

Y me siento extraño, pues siempre me resistí a dejar de escalar y/o correr por el reven, pero ahora… definitivamente me está costando mucho trabajo, y no me refiero a dejar el reven de lado, sino a no dejar de escalar, que si me alcanzan a comprender es un asunto mucho más complicado… y comienzo a creer que voy a necesitar un poco de ayuda.

Por lo menos esta semana voy a escalar mucho, San Luis o Jilo unos días, Primero y muro otros días…

Los camaradas no están, y otros salen de vacaciones, así que sólo queda escalar… por fin.